Cómo organizar una fiesta retro

Hay cosas que nunca salen de vigencia y algunas que vuelven a marcar la tendencia, convirtiéndose en un estilo con cada vez mayor número de seguidores. Tal es el caso de la moda retro, cuyo toque vintage es influencia de una variedad de manifestaciones, desde ropa y accesorios hasta la decoración de eventos.

En una fiesta retro ambientada reinan el color y el glamour. Pero sobre todo, la diversión que supone salir por unas horas de la aburrida rutina y transportarnos a otra época que muchos recuerdan con nostalgia y en la que otros aún no habían nacido.

3fiestaretro

Con un poco de creatividad -y sin gastar cantidad exorbitantes de dinero- podemos lograr una celebración al mejor estilo de Kool & The Gang, Saturday Night Fever o la onda new wave, según  la década en la deseemos ambientarla.

Una vez elegido el motivo, hay que avisar a los invitados con días de anticipación para que tengan tiempo de decidir cómo irán vestidos y comprar lo que les falte. Podríamos enviar invitaciones electrónicas con un diseño de la época o hacerlas artesanalmente a su usanza.

En cuanto a la ambientación, es indispensable contar con luces de colores -reflectores y lámparas-  y la infaltable bola de espejos para que gire al centro del salón. Por supuesto, la música debe ser lo más variada posible, según los géneros más importantes de ese tiempo. Incluso podemos exhibir videos en una pantalla gigante o el televisor más grande de casa, si va a ser el lugar de la fiesta.

Si nos alcanza el presupuesto, también podemos repartir un “cotillón retro”, conformado por pelucas, antifaces y otros detalles que distingan el estilo retro elegido y que a la vez ayuden a los invitados a desinhibirse para participar de las coreografías.

Fuente: Innatia

Imagen: Eventos Planning!

Tags Blogalaxia: Celebración, Organización De Eventos, Fiesta Retro.

¿Te gustó? Ahora COMPARTELO en tus Redes Sociales

Artículos relacionados

Acerca del autor

Escrito por Vicky Sampi

Publicista de 1.54 mts. con aficiones periodísticas, gusto por la lectura, el vino, las caminatas y la buena compañía. Muy pronto aprendiz de cocina (nuevamente).